Que es una doula?

Una doula es una acompañante profesional con experiencia en el parto que provee apoyo contínuo, emocional, físico  y de información a la madre y a quien la acompañe, durante el parto, nacimiento y postparto inmediato.

APOYO EMOCIONAL: Con su presencia contínua a un lado de la madre a través de todo el parto, le transmite serenidad, aliento, confianza, apoyándola en sus deseos y decisiones. Con su acompañamiento la contiene, desde la más amorosa paciencia, recordándole su fuerza y sabiduría interior en el viaje hacia la maternidad.

APOYO FISICO: Utilizando técnicas  (no médicas) para que pueda sobrellevar las diferentes etapas del parto. Entre ellas: caminar, cambio de posiciones, masajes, aplicación de frío y calor, uso de la pelota de parto, respiración, relajación, visualización, hidroterapia, contrapresión, etc.

APOYO INFORMATIVO: Para que conozca las diferentes opciones que tiene y educándose pueda tomar decisiones informadas.

“Si no conoces tus opciones, no tienes ninguna”- Diana Korte

Para ello le aconseja y ayuda a formular un plan de parto.

Ser doula es una disposición al servicio. Quiere decir entrega, silencio, acompañamiento, presencia continua, compasión, y con-pasión. La esencia de la doula radica en su simple presencia continua en la labor de parto. Simple, pero no por eso fácil.

Cuáles son los beneficios de tener una doula?

La ciencia apoya el rol de la doula. En el Documento de posición de doula de parto de DONA International, podemos encontrar resultados de estudios realizados por los Doctores John Kennell y Marshall Klaus, donde se demuestran los múltiples beneficios de contar con la presencia de una doula de parto…”los resultados obstétricos fueron mejorados y el índice de intervenciones disminuyó dramáticamente con la presencia de las doulas”. Esto se traduce en reducción de cesáreas, partos más cortos, menos peticiones de epidural, menor uso de oxitocina sintética, menor uso de analgésicos, menor uso de fórceps, mejor vínculo padres-bebé, menos problemas con la lactancia, y menor incidencia de depresión posparto.

Las mujeres acompañadas por doulas tienden a tener un mejor recuerdo de sus partos y aumentan  sentimientos de logro y autovaloración, lo cual contribuye  a un mejor vínculo mamá – bebé.

Algunos doctores y enfermeras valoran el rol de la doula como facilitadora de la comunicación, y aprecian la atención individualizada de sus pacientes. El doctor Marshall Klaus lo resume: “Si la doula fuera una máquina, todos los hospitales tendrían una”.

Las doulas han llegado para devolverle a la mujer su poder y protagonismo en el parto.

Las doulas plantan semillas que invitan a no tener miedo. A dejar de pensar en el parto como una experiencia de la cual se debe ser salvada, y en cambio, si creer en que es una oportunidad de crecimiento y confianza en el poder y sabiduría del  cuerpo femenino.

Las doulas somos parte de un gran cambio, y eso asusta y genera resistencia. Que las mujeres tengan conocimiento sobre su cuerpo, confianza y seguridad en sí mismas no les conviene a los que quieren imponer y hacer valer sus títulos con poder y no con vocación de servicio y amor al prójimo.

La doula reemplaza a mi pareja en el parto?

La  doula  no  viene a  reemplazar al  acompañante  elegido  por  la madre,  solo busca enriquecer la tríada, complementarla.  Respeta el vínculo y defiende su intimidad. Según  la  situación  lo requiera es  “activa”  o  “pasiva”.    La doula  sabe  cuando  debe mantenerse en segundo plano, dando lugar al apoyo emosional de la pareja  en su rol amoroso.  No molesta  con  su  presencia.  No  compite  con nadie.  La  doula  siempre suma.  Suma  paciencia,  calma,  compañía.  Nunca  resta  o  entorpece  la  labor del profesional médico o partera a cargo.

Mi objetivo es brindar ayuda tanto a la mamá como a su pareja,  guiandola si es necesario, dandole la oportunidad de descanzar y reponer fuerzas,  para que brinde un apoyo efectivo. Algunos prefieren un rol activo, pero otros no se sienten preparados o emosionalmente capaces de asumir ese rol, y no deben ser forzados. La pareja puede participar en el nivel que le sea cómodo.

Que cosas NO hace la doula?

La doula no proporciona servicios médicos, tales como exámenes vaginales, controles de presión arterial o temperatura, etc.

La doula no reemplaza a la pareja en el parto.

La doula no cambia de turno como lo hace la enfermera, sigue con su presencia continua a un lado de la madre.

La doula nunca toma decisiones por la madre, ni habla por ella, ni proyecta sus propias creencias e ideales.

La doula no da opiniones ni consejos médicos. Si la doula hace sugerencias, debe recordar a la madre consultar con su médico o partera antes de ponerla en práctica.

La doula no juzga a la madre.

El objetivo de la doula es ayudar a que la madre logre lo que ella misma defina como un parto seguro y satisfactorio.